Estudios sobre proyectos 1×1

La revista on-line The Journal of Technology, Learning and Assessment (JTLA) dedica un monográfico sobre investigaciones relacionadas con proyectos 1×1. Resumo uno de los artículos, que he encontrado especialmente jugoso e interesante. Pongo la referencia y el enlace al final del post.

El artículo comienza hablando de experiencias previas en Estados Unidos. En primer lugar, no hay mejoras apreciables en los resultados de aprendizaje de los alumnos ni en las prácticas del profesorado. Estoy de acuerdo con los autores en que la causa más probable es que no hay un cambio de prácticas: si se hace lo mismo, obtendremos lo mismo.  Esto sucede porque se suele confundir la herramienta con el fin. Creo que la irrupción de portátiles y pizarras es un fenómeno tan potente que nos puede inducir a esta confusión.
Por esta capacidad de disrupción, se trata también de una enorme oportunidad. Los autores introducen el concepto de Jonasen de herramienta cognitiva: aquella que modela y aumenta nuestras capacidades. Los portátiles en el aprendizaje facilitan la introducción de estas herramientas pero resulta necesario utilizar nuevas dinámicas para aplicarlas debidamente. En este sentido tienen que estar al servicio de la personalización del aprendizaje (la verdadera atención a la diversidad) y deben ser el soporte de metodologías de aprendizaje autónomo, por proyectos,  por problemas …

Posteriormente, presentan 6 condiciones para el éxito de los proyectos 1:1 en vista de las experiencias previas: Creo que se pueden resumir más o menos en:

  • Toda la comunidad educativa debe tener clara su idea de educación y su papel (activo) en ella. Los flujos de información entre todos los miembros deben ser fluidos y se deben tener en cuenta los feedback.
  • Los roles y estructuras generadas demandan el uso de las TIC de manera natural. De esta manera aparecen como herramientas cognitivas, dando soporte los procesos de aprendizaje.

El artículo me ha hecho pensar en muchas cosas … dejo aquí algunas:

  •  No podemos cambiar la educación introduciendo máquinas. El cambio de concepción de lo que es y debe ser la escuela es mucho más profundo y los tenemos que hacer entre todos: alumnado, profesores, familias y administración educativa. Con tantos actores implicados, es un proceso lento y eso suele ser un problema en nuestros ciclos electorales de 4 años …
  • Si cambiamos libro de papel por libro digital, la pizarra de tiza por la digital (táctil por supuesto!) y la libreta por el powerpoint o el word … Obtendremos lo mismo pero en digital.
  •  En el año que llevamos con el tema de nuestro proyecto 1×1 en Catalunya veo mucho más movimiento en colocar ordenadores y ADSLs (que no está mal) que en reformar las prácticas educativas mediante la formación, aprovechando la necesidad creada. (me pregunto qué parte del presupuesto se ha dedicado a formación. También me pregunto por el tipo de formación … Esto creo que lo dejo para otro post …)

No se, igual estoy sintiendo la famosa resistencia a la innovación … De todos modos, me quedo con los 6 puntos propuestos para ver si nos ayudan a orientar los cambios en nuestro centro…

Weston, M.E. & Bain, A. (2010). The End of Techno-Critique: The Naked Truth about 1:1 Laptop Initiatives and Educational Change. Journal of Technology, Learning, and
Assessment, 9(6). Consultado [12/03/2010].
Enlace al artículo (en ingles)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s